Estrategia de Torneo de Juego en Casa

Mantente Alerta

Siempre debes estar al tanto de lo que está pasando en la mesa de poker - incluso cuando tú no estés directamente involucrado en una mano. Los jugadores tienen diferentes estilos; entre más información obtengas de tus oponentes y de cómo juegan, obtienes una posición más fuerte para tomar decisiones y juicios en contra de ellos en una mano.

También se consciente de tu pila de fichas. El tamaño de tu pila en comparación con la de otros jugadores, y el tamaño de tu pila en comparación con las ciegas influirá en cómo jugar cada mano.

Se Paciente

Los jugadores de torneos de poker con más éxito no juegan un montón de manos - y se retiran antes de las primeras tres cartas comunitarias (flop) la mayoría de las veces. Es mucho mejor a veces retirarse antes de comprometer todas las fichas en el bote, en lugar de ver primero las tres cartas comunitarias y luego retirarse. Las fichas son tus municiones en torneos de poker – entre más tengas, más daño puedes hacer más. No desperdicies las fichas por ir al flop con manos débiles todo el tiempo.

Actúa Fuerte

Los jugadores se definen generalmente ya sea como agresivos o bien como pasivos en el poker. Con algunas excepciones, por lo general es mejor ser el jugador agresivo. Esto no significa que tienes que tratar de intimidar a tus oponentes en cada mano- pero es una buena idea de jugar tus buenas manos con fuerza. No tengas miedo de subir apuestas y echar a perder los planes de manos de otras personas.

No te enamores

Es muy fácil que te enamores de una mano de poker. Un par de ases es la mejor mano pre-flop (antes de dar las primeras cartas comunitarias), pero en un tablero de 7,8,9,10 todo en Picas (Spades)- dos ases rojos serían muy probablemente bateados fuera del juego. Sólo por el hecho de que hayas hecho algunos aumentos y puesto en un montón de fichas, no tengas miedo retirarte aunque tengas una buena mano, si crees que te van a ganar dicha mano.

Observa el bote

Piense en el número de fichas en el bote al hacer una apuesta. Si tienes una mano muy fuerte y no hay fichas en el bote - una apuesta grande, probablemente va a asustar a todos los demás. Una apuesta más pequeña podría tentar a un oponente que vaya con la apuesta teniendo una mano más débil. Sólo ten cuidado de no sobrevalorar las manos que vayas formando- manos que no son fuertes todavía, pero que podrían mejorar con otra tarjeta.

Juega con el oponente así como con las cartas

Una gran cantidad de nuevos jugadores de poker sólo se concentran en sus propias cartas, y no piensan en su rival. Al tomar una decisión, trata de pensar en lo que tu oponente pueda tener y en lo que él crea que tú has de tener.

Aprende cómo cambiar las velocidade

Al igual que una buena historia, un torneo de poker tiene tres fases diferentes; un comienzo, un desarrollo y un final. El juego óptimo en cada etapa es diferente. En las primeras etapas de un torneo, los jugadores tienen pilas de fichas muy similares por lo que no habrá una gran cantidad de apuestas en juego.

Observa tus oponentes

Este es un buen momento para sentir cómo vas en el juego. Trata de mantenerte con buenas manos, y utilizar el tiempo para ver a tus oponentes y para tener una idea de cómo juegan.

Varía tus manos de inicio

A mitad del juego, las ciegas se hacen más valiosas y la cantidad de las fichas en las pilas puede empezar a variar. Este es un buen momento para tomar algunas oportunidades más y jugar una gama más amplia de manos. El tamaño de las pilas es más relevante ahora, y las ciegas valen más.

Se Agresivo

En las etapas finales de un torneo es donde la acción realmente entra en calor. Las ciegas son ahora mucho más altas en relación con los tamaños de las pilas de fichas y es probable que haya una gran diferencia entre el tamaño de las pilas. Es muy importante prestar atención al tamaño de las pilas –  los jugadores con pilas pequeñas pueden desesperarse en esta etapa - y estar dispuestos a tomar más riesgos.

Se flexible

No hay una manera  perfecta de jugar la estrategia del torneo. Diferentes enfoques pueden funcionar para diferentes personas, dependiendo de cómo aplican sus estrategias. Aunque los fundamentos básicos siempre valen la pena tener presentes, por lo que no tengas miedo de mezclar estrategias, o probar algo diferente si es el momento adecuado. Concéntrate en los pasos básicos, y al mismo tiempo desarrolla tu propio estilo y no te conviertas en alguien predecible.